Siendo Amigo de Camilo Condor, como le gustaba denominarse, compartimos nuestra amistad desde los años 1967, cuando vivia en Paris en una modesta habitacion cercana a la Place de Tertres, lugar que solia ir para hacer retratos a los turistas y curiosos que pululan en ese lugar mitico de Paris. Y al retornar a "casa", a pintar y dibujar con su pasion de genio.
O no tuvo suerte o los consules y embajadores de su pais no llegaron a interesarse para estimular ese Genio modesto y silencioso, como muchos artistas que quedan en la sombra de la Aristocracia Diplomatica de sus paises.
Yo poseo varias de sus obras originales, letra escrita por Camilo a uno de mis Corales de la Adolescencia.
Que Chile tome nota para hacer justicia a sus creadores.....

Ricardo Zamora-P.